Trastorno por Consumo de Opioides

Adicción

La adicción a los opioides es una enfermedad.

Los opioides son drogas que ralentizan las funciones corporales como la respiración y los latidos cardiacos. También producen efectos en el cerebro para aumentar las sensaciones de placer. Su nombre deriva del opio, la droga que se elabora a partir de la planta adormidera.

Los medicamentos opioides se recetan para tratar dolores intensos y algunos otros problemas de salud, como la tos fuerte. Los opioides ilegales, como la heroína, se fuman, se inhalan o se inyectan para experimentar una sensación placentera que normalmente se conoce como «viaje» o «colocón». Hay personas que a veces consumen opioides recetados en dosis considerables para poder experimentar esta sensación.

Si consumes opioides por algún motivo, tienes posibilidades de desarrollar tolerancia a ellos. Esto implica que necesitarás una dosis cada vez mayor de la droga para que te haga efecto. También existe la posibilidad de que te vuelvas dependiente a los opioides. Es decir, que experimentarás síntomas de malestar si dejas de consumirlos. A esos síntomas se los conoce como abstinencia. La dependencia no es lo mismo que la adicción, pero algunas veces deriva en ella. Las señales que indican adicción son las siguientes:

Deseo: la mente desarrolla un deseo irresistible por la droga.

Pérdida de control: se hace difícil negarse a consumir la droga. El consumo es compulsivo y prolongado, sin importar los daños que pueda producir.

La tolerancia y la dependencia son efectos secundarios comunes del consumo recetado de medicamentos con opioides, que se puede controlar con la atención de un médico. El consumo indebido de opioides también produce tolerancia y dependencia. Es poco probable que una persona que consume los medicamentos de manera adecuada desarrolle una adicción, pero algunas veces ocurre.

Por lo general, la adicción deriva de un consumo indebido. Algunas personas corren un riesgo mayor de adicción debido a sus genes, a su carácter o a sus circunstancias personales.

No todas las personas que consuman opioides se volverán adictas. Sin embargo, cuando una persona ya se ha vuelto adicta, el deseo es tan fuerte y el miedo a la abstinencia es tan grande que se vuelve difícil que deje de consumir opioides.

¿Qué es el Trastorno por Consumo de Opioides (TCO)?

El TCO, también llamado «abuso de opioides», «dependencia a los opioides» o «adicción a los opioides», es un comportamiento problemático de consumo de opioides que dificulta el desempeño o funcionamiento normal en el trabajo, en la escuela o en el hogar. Además, genera otras dificultades, como la incapacidad de dejar de consumir o de controlar el consumo, problemas sociales e incumplimientos de las obligaciones.

Según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, más de 2 100 000 estadounideses sufren de TCO, lo que se ha vuelto una de las causas de las más de 47 000 muertes por sobredosis en 2017.

Comienza tu recuperación hoy, encuentra tratamiento cerca de ti.

Se puede acceder a los servicios del TAM en varios lugares y a través de una gran red de médicos y establecimientos, entre los que se incluyen muchos médicos de atención primaria. Encuentra un proveedor del tratamiento cerca de ti.

Ubicaciones de tratamiento

Ingresa un código postal para comenzar.